lunes, 31 de octubre de 2011

Aprender de los errores es un gran paso; y
 aunque no te das cuenta, el dolor del
 pasado te hace más fuerte, acabas 
formando una barrera anti sufrimiento, y 
llegas a un punto en el que las lágrimas solo salen cuando te ríes.

Todo se vuelve un poco incómodo, un poco frío, helado. El silencio es el dueño de la sala esta mañana, quitándole el sitio a la pasión. Recoges tu ropa que habías ido dejando tirada anoche mientras arrancabas la mía. Una noche sin una sola nube en el cielo, manto de estrellas, tú como único abrigo. Ahora, sentada en el borde de la cama, recorro tu espalda con la mirada. Las palabras ya no importan, las miradas duelen. Fue la última noche, casi con rabia, con el dolor de saber que esos eran los últimos besos, las últimas caricias; sabiendo que te decepcioné, leyendo el dolor en tus ojos, y tú el temor en los míos, temor a echarte de menos a pesar de las palabras dichas. Tuve que decirte la verdad porque quemaba, el amor se apaga; y sé que esta será la última vez que tu olor quede impregnado en mis sábanas. Me llevas a casa. Parece que el problema es mi único amigo. Parece que tu mirada y la mía no se quieren volver a ver, parecen desconocidas en una noche que poco a poco va dejando paso al sol. Me dejas en la puerta de casa. Pasa por mi mente la primera vez que me tragiste. La lluvia nos empapaba, pero todo era cálido, tierno, muy tierno, mi sonrisa reflejada en tu mirada te pedía que por favor, te quedaras. Ahora la lluvia solo hiela el corazón. Cierro la puerta del coche y, caminando hacia la puerta de casa, veo tu reflejo a través del cristal. Tu mirada se cruza con la mía, vacías, llenas de rencor, de dolor, de aún un poco de amor, de recuerdos… y te vas, te has ido. No volverás. 

Prohibido volver la vista atrás. Nuestro amor duró lo que dura el invierno. No pudimos acabar con la rutina antes de que ella acabara con nosotros. Cuando todo parecía haber encontrado su lugar, cuando tus miradas me empezaban a hacer temblar, un día, ya nada volvió a ser lo mismo. Pronuncio esas palabras con poco valor, te veo suspirar por última vez, te hago prometer que nos volveremos a ver. Mejor para ti, mejor para mí. Yo no era lo que esperabas, ni tú aquello que necesito, que tanto busqué.




El futuro tiene muchos nombres: Para el débil es lo inalcanzable, para el miedoso, lo desconocido. Para el valiente, la oportunidad.

jueves, 27 de octubre de 2011

Escuché pero deje que se fuera, recordé todo lo libre que era.


Aprender lleva su tiempo. En especial para discapacitados emocionales como nosotros (o “personas con capacidades diferentes para amar” si lo prefieren). Descubrir que no todo se hace de la manera que estamos acostumbrados es un duro golpe al camino recorrido que nos anula cualquier tipo de experiencia previa donde actuar incorrectamente no fue un problema. Renunciar a lo adquirido es difícil porque también es renunciar a lo que nos hace ser nosotros y, seamos honestos: a ninguno nos gusta cambiar.
¿Es amor cuando te enamoras del potencial que puede llegar a tener esa persona en lugar de lo que realmente es? ¿Entonces qué? ¿Hay cierto tiempo para desarrollar ese potencial? ¿Hay un tiempo para volverse esa pareja perfecta que desean del otro lado? ¿Quién decide cuando fue suficiente? La sentencia del “no vas a cambiar más” implica aceptación aunque la gran mayoría de las veces también algo de renuncia.

No queremos que se termine. Mentimos. Simulamos. Nos hacemos creer que esta vez las cosas van a ser diferentes. Pero ningún cambio es mágico, nada sucede de la noche a la mañana. Ahí es cuando nace la sospecha y esa cosa del “cuando queres podes”. Frase que termina empujando a una conclusión fatal: entonces podes pero no queres.

Generalmente a esa altura la otra persona se siente tan decepcionada que probablemente ya tengamos que hablar de ella en tiempo pasado. Apostar a tu potencial fue una mala inversión. Del otro lado lo perdieron todo. Tiempo. Energía. Aunque vos si ganaste ahora que sabes que “cuando queres podes”. Pero, ¿no te da la sensación de que quizás no estabas tan enamorado? Pensalo, ¿por qué no querías? Cambiar y darle la razón a la otra persona es desaprobar todo lo hecho hasta ahora cuando por dentro crees que no es necesario porque te viene yendo bárbaro siendo como sos. El problema es cuando no nos tomamos un segundo para analizar ese “bárbaro” porque inconscientemente sabemos que descubriríamos que no es tan así.

Ya aprendí que, como vos solías citar, “no es una cuestión de tiempo, sino de intensidad”. Aprendí que los problemas se hablan, no se vuelven indirectas publicadas en un diario. Aprendí que no todo lo que te gusta a vos es una mierda. Aprendí a silbar. Bueno, algo así, pero te sorprendería el avance. Aprendí que es mejor “llorar por todo” como vos y no “no llorar por nada” como yo. Aprendí a dejar de odiarte por no esperar a que yo aprenda. Aprendí que cuando quiero puedo. Y también aprendí que quiero. Lo triste es que vos no estas acá para verlo.


“Ojalá te hubieras dado cuenta que a pesar de las caídas yo seguía 
construyendo para ti nuestro mundo día a día, y ya no estás, y ya no 
estoy en tu vida…”
                                                          

miércoles, 26 de octubre de 2011


Hay dos maneras de conseguir la 

felicidad, una, hacerse el idiota y otra 

serlo. ¿Cuál es la tuya?



No me llames egoísta simplemente porque no seguí tus reglas y jugué a tu juego... de todas formas hace tiempo que me dí cuenta de que no era un juego y estaba enamorada. ¿Qué más da, no? Ya todo está muy lejos, ya no se puede volver...y aunque pudiera volver a elegir, me volvería a equivocar de nuevo.

jueves, 20 de octubre de 2011

Y en realidad, hay cosas que no voy a olvidar


Que egoísta hacerte sentir que te necesitaba para sentirme completo. Fue egoísta poner ese peso sobre tu persona cuando apenas podías con tu vida. Egoísta también fue recordártelo todos los días de mil maneras diferentes cuando supongo (en realidad, quiero creer) que a vos tampoco te fue fácil tomar la decisión de decir “hasta acá llegué, es todo lo que puedo dar”. El famoso “te amo, pero…”.

Que egoísta de mi parte fue echarte la culpa de todo cuando siendo protagonista me coloqué en el lugar de espectador. Hasta me puse los anteojos 3D para ver el derrumbe de todo lo que habíamos construido juntos. Derrumbe del que me tengo que hacer cargo, yo tenía el detonador en la mano. Yo siempre tengo el detonador en la mano.

Fui egoísta hasta conmigo al no querer permitirme hacer el duelo. Al no dejarme sepultar los planes a futuro juntos, las expectativas. Al no permitirme despedirme de esos fines de semana donde ya nadie me preguntaba “¿Qué sale hoy?” porque suponían que iba a terminar en tu casa mirando una peli, comiendo porquerías, quedándonos dormidos charlando de nada. Despertándome un rato antes que vos para quedarme mirando como dormís con el constante miedo de que te des cuenta. Disfrutando ser una de esas personas que yo tanto criticaba. Esas a las que los amigos se les enojan porque los ven cada vez menos. Uff… ¡como extraño que mis amigas se enojen conmigo!

No quería que fueras mediocre. Aunque fue egoísta no apoyarte en tus sueños sino en los que yo creía que deberían ser tus sueños. Nunca llegué a entender bien por qué te apareciste por casa a los gritos a preguntarme “¿Qué es lo que tanto te molesta? ¿Queres que sea mejor por mí o por vos? ¿Cuál es el problema? ¿Qué me guste lo simple o que la gente crea que estas con alguien normal?”. Nunca entendí por qué te habías enojado tanto. Yo simplemente quería hacerte sentir que podías conseguir lo que quieras. Pero ya para esa altura lo único que querías era no saber nada más conmigo.

Egoísta es echarte la culpa de todo. De los fracasos amorosos que vinieron después, de lo poco que me divierto cada vez que salgo, de los kilos que aumenté, de que todo lo que no encuentro en mi cuarto seguro está en el tuyo, de las catástrofes naturales, de la crisis mundial, de que los Pumas hayan perdido, del hambre y la guerra en el mundo, de que Airbag siga sacando discos. Siempre encuentro algo de que culparte para evitar pensar que parte de la culpa tuve yo en todo esto.

Egoísta es decirte todo esto por acá y esperar que alguien que te conozca diga “che, ¿leíste esto?”. Egoísta es esperar que después de aquel “vos por tu lado, yo por el mío y así todos felices” aún te pueda importar si tengo algo que me quedó por decirte. Egoísta es esperar que me hayas perdonado cuando yo todavía no pude perdonarme haber sido tan egoísta con la persona que menos se lo merecía.

Tanto miedo a la oscuridad... y si no fuera por ella no veríamos las estrellas.






Tumbada en la oscuridad doy otro trago a la botella. Las estrellas son mi lámpara esta noche tan fría. La música repiquetea lejos, en alguna sala. El puto invierno me ha pillado desnuda, sin vida. Tú que te acuestas a mi lado y decides callarte tantas cosas. Buscas mi sonrisa y te encuentras con la angustia. Nuestras miradas se atraviesan y cada pestañeo duele un mundo, pero en mis ojos el vidrio no me deja ver tu rabia. Tus labios me sacuden, mis sentimientos resbalan, el corazón me da vueltas y la razón está borracha.









“Ni yo mato por celos ni tú mueres por mí, antes de que me quieras como se quiere a un gato me largo con cualquiera que se parezca a ti”

miércoles, 19 de octubre de 2011

Si me dices ven lo dejo todo, pero dime ven.

Dame el calor que a mi me falta, porque este corazón lleno de escarcha no aprendió a latir cuando está frío. Abrázame fuerte y dale a ese botón. Ese botón perdido, ese que está cerca de mi nuca y activa las llamas de mi cuerpo. Quitame el hielo de la piel, despacito no vaya a ser que te cortes. Podrías prohibirme salir fuera, por que hace frío, que el viento helado corta la cara y los labios, dime que estaré mejor contigo y si no funciona, cierra toda la casa con llave, échame al hombro y súbeme escaleras arriba hasta nuestro sofá. Coge 2 o 3 mantas y pónmelas encima, entonces si no te importa te acuestas conmigo y me cantas todas tus canciones cursis al oído y me dices que tengo una sonrisa muy bonita, que no quieres separarte de mi nunca, que soy la única persona a la que quieres...
En resumen que me hagas quererte un poco más. Aunque ahora mismo piense que es imposible.
Dame el calor que a mi me falta, porque este corazón lleno de escarcha no aprendió a latir cuando está frío.












SABES QUE A CADA MINUTO TE QUIERO MÁS.

martes, 18 de octubre de 2011

I’m still stuck in the moment with you-

Te quiero, como nunca había querido a alguien antes. Te he echado de menos cada segundo que no estaba contigo, en cada momento en el que no estaba a tu lado. Pero todo se ha acabado. No sé si por ti, por mi, o por los dos, sólo sé que ya no tengo que preocuparme si no me llamas cada noche, si no contestas a mis mensajes. Cometíamos errores, como todos ¿no? puede que no fuésemos perfectos, pero éramos nosotros, ¿verdad?
Me siento tan perdida...Dime qué hago ahora. Ahora que tú ya no estás aqui conmigo, ahora que ya no tengo la preocupación de si estás enfadado.
Esto no ha acabado ¿a que no? tan sólo es una pelea de estas tontas que solemos tener. Ayúdame, te lo suplico.
'Las películas no acaban hasta que no leemos: fin!
Te echaré de menos, te quiero, no lo olvides.








¿Por que dan segundas oportunidades cuando hay personas esperando la primera?

viernes, 14 de octubre de 2011

Te siento tan cerca aunque estés tan lejos-


"...A veces tienes que estar alejado de aquellos a los que quieres, pero eso no significa que no los quieras; muchas veces eso te hace quererlos aún más..."









La mala noticia es que este lugar me hace sentir la falta del otro. Pero la luna está llena, lo que me hizo pensar en ti. Pues sé que no importa lo que estoy haciendo, y donde estoy, esta luna será siempre del mismo tamaño de la tuya... del otro lado del mundo.

miércoles, 12 de octubre de 2011

¿Quién es Justin Bieber

Justin Bieber solo tiene 17 años pero a día de hoy, cosecha más fama que algunos cantantes que le triplican su edad. Este jovencito canadiense se ha convertido en todo un éxito de masas y puede presumir de tener a sus espaldas unas cifras de ventas y premios que bien dejarían a cualquier manager ojiplático perdido. No nos encontramos delante de unas de las voces del año y, sin embargo, los medios los catalogan de una joven promesa que todavía tiene mucho que dar a sus fans.


Gracias a su álbum ‘My World 2.0’  a conseguido vender nada más y nada menos que… ¡283.000 copias en su semana debut! cosa que a día de hoy y viendo como está el mercado de la música, es todo un logro.

Además cuenta con el título de ser el artista más joven, solista, en alcanzar el primer lugar del chart 200 de Billboard desde agosto de 1963 cuando Stevie Wonder, con 13 años, hiciera lo propio y durante una semana, ocupando el puesto No.1 con ‘Little Steve Wonder Stevie Wonder’.Bieber toca la trompeta, la guitarra, el piano y la batería y lo de la música le viene desde bien pequeño, cuando con solo 12 añitos entró en un concurso local de canto en Stratford, colocándose en segundo lugar. A partir de ahí, su madre intentó explotar esa faceta de cantante y a su voz angelical y, a finales de 2007, Justin y su madre comenzaron a subir videos enYouTube, para que su familia y amigos que no podían asistir a sus actuaciones fuesen capaces de verlas, alcanzando una considerable fama por hacer covers de artistas de renombre tales como Usher, Stevie Wonder, Ne-Yo, Justin Timberlake y Michael Jackson.
Pero la cosa no termina ahí. Porque además de ser un nombre conocido, cuenta con el apadrinamiento de uno de los grandes de la música, Usher. Scooter Braun, un ex ejecutivo de marketing de So So Def, descubrió sus videos, y le hizo volar a Atlanta, Georgia, donde conoció a Usher. Una semana más tarde, Justin tuvo la oportunidad de cantar para él y le encandiló.  Así que el rapero le concedió una oportunidad y le consiguió una audición a Antonio La Reid en Island Records. Como comprenderéis también les conquistó y en octubre de 2008, Justin estaba firmando para ellos. Pero no lo tuvo fácil porque mientras tanto, había otro cantante interesado en él y en su voz que le quería contratar. ¿Adivinan quién? Pues el mismísimo Justin Timberlake. Y a partir de ahí, ha subido como un Mentos en un vaso de Coca-Cola. Sale todas las semanas en un nuevo programa, ha dado conciertos por todo el mundo e incluso visitó la Casa Blanca para un recital benéfico en Navidad y es también una de las voces de la nueva versión de ‘We are the World’.











JUSTIN BIEBER EN ARGENTINA
El joven artista, llegó desde Brasil cerca de las 2:00 de la madrugada en un vuelo privado y rápidamente se trasladó a un hotel de Puerto Madero, donde descansará para prepararse con vistas a sus shows.
El canadiense presentará en sus dos shows del miércoles y el jueves sus trabajos discográficos My World y My World 2.0 que causaron furor apenas salieron a la venta. La estrella del pop mundial vendió 15 mil entradas en el primer día de ventas de tickets para el concierto en Argentina con precios que oscilaron entre los 150 y los 1.250 pesos.
 Aunque aún se desconoce cómo será su agenda en Argentina, trascendió que será entrevistado por Susana (la charla se emitiría el jueves) y que vendrá con su novia, Selena Gómez, quien también lo acompañó en Brasil. A la vez, si repite la rutina que realizó en el país vecino, puede suponerse que el espectáculo comenzará con "Love me", que habrá un tributo a Michael Jackson y que, en al menos una oportunidad, el cantante hará subir a una fan al escenario para dedicarle un tema. 
*Sinceramente me gustan todos sus temas pero este se lleva un 20 como puntaje, el video es muy divertido y aparte canta con Usher que también me encantan sus temas, lo que le suma mucho puntaje. La letra no hay nada para decir, si estas buscando alguien a quien amar acá me tenes Justin! Jajaja. 
Me encantaría presenciar alguno de sus recitales, felicidades a quienes tienen la oportunidad.





martes, 11 de octubre de 2011

¿Dónde se encuentra el límite entre querer a una persona y depender de ella? quisiera saberlo-



Ciertas cosas, es mejor perderlas que encontrarlas.




¿Qué quieres que te diga? ¿Qué mientes más que pestañeas? ¿Qué ya no sé quién eres? ¿Qué cada 15 minutos cambias de personalidad? ¿Qué me hablas como si fuera el enemigo? ¿Qué tienes una capacidad sorprendente de ignorarme? ¿O qué hagas lo que hagas voy a estar siempre ahí? A lo mejor no, a lo mejor me canso de todo esto y de una puta vez mando todo a la mierda sabiendo que me voy a arrepentir, que ya está bien de vivir para ti, que yo también quiero un poco de mi!!!

  

domingo, 9 de octubre de 2011

Cargo la cruz de mis errores, no alcanzan las flores para pedir perdón.


+ No me falles.
- Jamás te fallaría. 
+Ya lo hiciste un vez ¿Por qué no lo harías nuevamente? 
- Porque esa vez, no pensaba lo que hacía.
+ ¿Siempre te justificaras con eso? 
- No es una justificación, es la verdad. 
+ Siempre estamos volviendo y terminando una y otra y otra vez, nuestras segundas partes han sido buenas, solo algunas, pero no siempre será igual, no siempre la historia continuara un día ya no será lo mismo, ya no será como ir a comerciales y volver nuevamente a ver la película, un día la historia acabara. Este amor que nos tenemos se gastara. 
- No es tan así, lo nuestro en transcendente, lo nuestro nació para no morir, no tiene principio y no tiene final.
+ Lo dices para que me quede tranquilo. 
- ¿Por qué desconfías tanto? tú no eras así 
+ No era así hace 7 meses quizás más, lo nuestro se comenzó a gastar, a deteriorar, las veces que terminamos tu empezaste relaciones con otros y ahí quedaba yo intentando recuperarte otra vez, para luego tenerte y dejarte ir nuevamente para que tú te fueras a emborrachar y luego me venias a buscar para volver, así una y otra vez. 
- Quizás lo que nos une, más que el amor es la costumbre. 
+ Claro que es la costumbre, es la rutina, es como la tarea diaria, lo nuestro murió cuando casi me olvidas para siempre, cuando casi me dejas, cuando casi perdí la oportunidad de recuperarte, cuando te enamoraste de él, y luego cuando volvimos ya nada fue lo mismo, aun no lo es. 
- Siempre nos tomamos vacaciones en nuestra relación, yo te amo intensamente pero cuando volvemos tu me dejas ir, no me valoras, me ignoras, le dices a los demás que no te importo, tu orgullo puede contigo y me dejas ir y cuando ya no me tienes me extrañas nuevamente y quieres recuperarme.
 + La culpa no es de uno, es de ambos, queremos estar juntos sin tenernos ni un poco de amor. 
- Este es el momento. 
+ ¿El momento para qué?
 - Para acabar todo, pero bien, sin volver, sin recaer en la rutina, podemos ser amigos pero solo eso, dejemos de engañarnos, dejemos de lastimarnos, dejemos de creer que lo nuestro es para siempre, vivamos la realidad, y si nos amamos fuertemente vamos a volver pero será para volver mejor, será como si nunca hubiésemos quebrado y vuelto, será como la primera vez. 
+ Hablas tan seguro, como si no me amaras, como si quisieses terminar.
- Te equivocas, hablo seguro porque sé que me amas y que me extrañaras, se que lo que sientes va mas allá de los prejuicios, se que querrás volver y ten la seguridad de que estaré esperándote.








“Si dejamos los días correr, algunos años quizás, verás que todo será mejor” decías…


jueves, 6 de octubre de 2011

Dale alegría a mi corazón, es lo único que te pido al menos hoy!

-¿A qué saben sus besos? - me preguntó.

- ¿A qué saben? - le dije

- Saben a miel, limón y fresas. Saben a cielo, mar y tierra. Saben a paraíso y a averno. 

Saben a todo y a nada.
Y me encantan.




El corazón quiere lo que el corazón quiere.


La belleza está en los ojos del que mira-





-Anda ven.
-No quiero, estoy enfada contigo.
-Ven que te voy a decir una cosa importante.
-¡Anda ya! No me creo una sola palabra de lo que me dices, que ya se como funciona esto: Me acercaré y tu me agarraras de la cintura, me atraerás como quien no quiere la cosa hacia ti y me darás un beso, entonces a mi se me olvidara porque estoy enfadada y me harás cosquillas hasta que retuerza entre tus sabanas. Luego me volverás a besar y me susurraras al oído que me quieres, que soy lo único que realmente importa y que vamos a estar juntos para siempre, cuando en el fondo sabes que no es verdad y haremos el amor hasta tarde. Después de que todo esto haya pasado yo ya no me acordaré de nada anterior y el recuerdo de tu piel lo llenará todo... el caso es que se que eso es lo que pretendes y no te vas a salir con la tuya...a todo esto, ¿de que hablábamos antes? Bah da igual tu solo bésame y que sea lo que dios quiera.